jueves, 6 de julio de 2017

No quiero la medalla, mi artículo en Dtxcampeón

Hola a todos!

Comparto con vosotros mi artículo de esta semana en Dxtcampeón sobre la pasada Eurocopa sub-20 y el feo gesto de los españoles subcampeones, quitándose a toda prisa las preseas.

No quiero la medalla

La pasada final sub 21 nos dejó una imagen que se repite en muchas ocasiones pero que no por ello es menos significativa. Los jugadores de la selección, tras recibir su medalla de subcampeones de Europa colgada al cuello, pasaban rápidamente a deshacerse de ella. Rostros serios, desencajados, lágrimas y preseas que pesaban. Despreciadas, como si el premio fuese irrisorio.

Está claro que nadie quiere perder una final. Muchos dicen que el subcampeón es el primer perdedor de una competición, pero eso no quita que la gesta sea importante. Lograr la medalla de plata en un torneo continental, apeando a tantos buenos combinados y practicando un fútbol tan vistoso no es algo sencillo. Atrás quedaron escuadras como Italia, a la que España apeó del campeonato en uno de sus mejores encuentros. El problema es que el día que peor compitió fue justo en el que no podía fallar.

Algo de culpa también tuvo la selección teutona, que logró centralizar a los de Celades, tampoco se puede reducir todo a un mal día del combinado nacional. El caso es que la sub-21 no pudo lograr el cetro continental y la imagen mostraba a futbolistas a los que la presea de plata les caía como una losa al cuello y que se apresuraban a quitarse. Un gesto feo, habitual en prácticamente todas las finales, pero muy comentado. Lo siguiente fue comprobar como todos aquellos que habían encumbrado al Olimpo de los dioses al equipo lo hacían descender a los infiernos con pasmosa facilidad, hablando de ‘generación perdida’ y otras frases catastrofistas. 

Los mismos que prácticamente ya daban por segura la medalla de oro ahora se lamentaban de la oportunidad perdida, de la incapacidad de dar marcha atrás y cambiar una realidad que no gustaba. Perder, pese a todo, es edificante. Nada provoca tantas reacciones como la derrota, caerse, fallar. Muchas veces ganar hace que nos instalemos en la autocomplacencia. El fallo, los reveses, el no conseguir algo, toda esa frustración puede ser un arma muy poderosa para provocar cambios. O dar un golpe de timón. O marcar un punto de inflexión.

La derrota escocerá durante mucho tiempo a este equipo sub-21 pero a bien seguro les proporcionará enseñanzas de cara al futuro. Porque volverán a jugar finales, o con la selección o con sus respectivos equipos, y reconocerán situaciones vividas en el pasado, como reaccionaron a ellas y con total seguridad encontrarán nuevas formas de hacer frente a las mismas.

Pese a que ahora piensen que no hay conclusión en la derrota más que la desazón de verse perdedor. En un traspié puede estar el germen de una gesta. Ya lo decía un tal Michael Jordan: “He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito”.

Feliz jueves!
Fuente: Abc.es

martes, 13 de junio de 2017

Cambio de modelo, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Tras el frenético final de Liga retomo la publicación de post en el blog, en el periódico Dxtcampeón estaban puntualmente cada lunes, y os dejo el de esta semana.

Cambio de modelo

El Sporting de Gijón dejará de recibir dinero de las arcas municipales. 600.000 euros del erario público que ahora tendrá que buscar en el sector privado con un nuevo patrocinador ya confirmado. 

En situación similar se ha visto el COB, que ve como el Ayuntamiento se niega a adelantar la subvención nominativa de 100.000 euros y les aboca a un escenario complicado, sin opciones de desahogar su situación económica. La dinámica parece indicar que el dinero público cada vez irá menos enfocado para las entidades deportivas.

Quitando clubs profesionales, que muchas veces son casi como empresas y, por tanto, entidades privadas, ahora otros, más modestos, de muy diferentes disciplinas deportivas en otras ciudades han visto cómo se reduce la cantidad que la Administración Pública destina para ellos. Un dinero muy necesario para estas agrupaciones, dinamizadoras de la actividad deportiva, que realizan una labor educativa también, y que son el motor de los hábitos de vida saludables. No hay campaña de concienciación de la actividad física que pague ni iguale el trabajo que desarrollan.

Olvido similar con las subvenciones parece tener  la Diputación, que adeuda dinero a varias entidades, con el correspondiente problema que esto acarrea para las mismas, obligadas a agudizar el ingenio para conseguir las cantidades necesarias para seguir desarrollando su actividad. Detrás de ellas están cientos de niños y sus familias que merecen seguir pudiendo disfrutar de su actividad deportiva favorita. A los que no se les puede privar de aquello por lo que han pagado, que tienen derecho, cuya ilusión no entiende de dinero. 

A todos ellos, así como a los monitores de las diferentes disciplinas, se les está quitando aquello que les da de comer, se les está impidiendo realizar su trabajo con las máximas garantías cuando a los clubes se les cierra el grifo. Asociaciones deportivas que generan sus propios ingresos pero que, al igual que dan mucho a la sociedad con su actividad, merezcan que esta les devuelva algo. Y este juego de feedback unas esperan lo que otras no dan. 


Poco a poco con estas acciones se van minando las capacidades de estos clubs, obligados a luchar contra viento y marea para seguir sobreviviendo. Un cambio de modelo que los está ahogando y que, si no se da un golpe de timón, terminará por condenar a muchos. Quizá el problema sea que muchas Administraciones tienen el punto de mira desenfocado y se han olvidado de lo que es lo importante. Una sociedad que no cuida y mima el deporte termina albergando personas sedentarias, que enferman antes y cuya calidad de vida es peor. Quizá deberíamos preguntarnos si es esta la dirección que queremos tomar. Los primeros, los gobernantes. 

Feliz martes!

martes, 16 de mayo de 2017

Entorno, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de hoy en Dxtcampeón hablando del tan 'manido' entorno de negativismo que rodeaba al Depor. Me llamaréis ceniza pero en mi defensa diré que lo escribí antes de que se lograse la permanencia ;)

Entorno

Hace un par de semanas que llevamos escuchando hablar del entorno. De su incidencia positiva o negativa en los equipos. Como si las rachas deportivas buenas o malas tuviesen que estar intrínsicamente ligadas a afición y medios de comunicación.

Es innegable que cuando el ambiente está tenso el contexto no es el mejor para una escuadra y la presión y la tensión no son las más idóneas compañeras de viaje. Nos lo comentaba esta semana a dxt el psicólogo deportivo Rubén Domínguez cuando le preguntábamos por la actual situación del Deportivo.

Pese a esto, tanto club como cuerpo técnico y jugadores tienen que entender que las circunstancias también son duras para sus seguidores. Pepe Mel hablaba en la previa del partido ante el Villarreal de la reinante negatividad pero es complicado sacar siempre una sonrisa ante un equipo que lleva todo el curso transitando por aguas peligrosas.

La afición ha terminado cansada, pero es lógico después de todo un curso para olvidar. Y se ha terminado hartando después de muchos kilómetros y muchos viajes infructuosos. Y ese entorno al que ahora se ‘culpa’ en cierto modo por traer nubes negras al cielo del equipo es el mismo al que se pedirá después el apoyo incondicional.

Sería mejor que los equipos se dedicasen a hablar más en el campo, al final los hinchas no saltan al césped y, como se vio ante el Espanyol, no fue hasta la conclusión del choque cuando la afición silbó. Si los jugadores dicen entender y respetar las opiniones, tendrán que aguantar cuando el respetable esté descontento y así lo manifieste. Un entorno que no es, ni mucho menos, incendiario como otros que se ven por el fútbol español adelante.

Y al final, pese a que la afición esté desmotivada, hastiada, triste o decepcionada siempre vuelve a animar. El equipo nunca camina solo y semana a semana ve como su compromiso se afianza y se hace más fuerte. Porque por mucho que ahora esté en boca de todos el manido entorno, solo de la mano de este se podrá conseguir el objetivo. Por ese motivo, no es momento de reproches. Ya habrá tiempo para ellos, o no, cuando acabe el curso.


El Deportivo necesita y tendrá siempre el apoyo de su afición, que le ha acompañado en todo momento, en las buenas y en las malas, pero tiene que dejar de buscar fuera los problemas que, sin duda, tiene dentro. La hinchada estará a su lado pase lo que pase pero es necesario que, una vez se termine el curso, el club se mire el ombligo y haga examen de conciencia. No todo lo que pasado es culpa del entorno. Esa siempre será la excusa más fácil. 

Feliz lunes!!

martes, 9 de mayo de 2017

Recados en redes, mi artículo en @dxtcampeon

Hola a todos!

Con algo de nocturnidad os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón sobre el uso de las redes sociales por parte de los deportistas.

Recados en redes

No hay semana que no se crucen declaraciones o se hagan publicaciones más o menos veladas. Los futbolistas, o los profesionales que les lleven sus redes sociales, son auténticos especialistas en mandar recados. La estrella de Twitter, Gerard Piqué, no pierde la oportunidad de manifestar opiniones o dejar sus comentarios sobre alguien o algo de forma más o menos sutil.

Sus tuits se convierten rápidamente en virales y es inevitable ante ciertos acontecimientos deportivos, sobre todo si implican a su ‘eterno rival’. Comenta sin pudor su opinión y corren como la pólvora sus mensajes, que a veces no necesitan ni gastar los 140 caracteres que permite Twitter. Un mensaje con tres puntos suspensivos tras la victoria del Real Madrid ante el Bayern tuvo 140.000 retuits. Nunca con tan poco se dijo tanto.

Ante el cara a cara ahora todo se simplifica gracias a las redes sociales. Todo se puede decir a una pantalla de ordenador, pero ojo, también perdura en el tiempo. Los jugadores se mandan ‘pullas’ entre ellos, arengan a los aficionados, desmienten informaciones, matizan comentarios, saldan cuentas…

Igual que en la vida, en el deporte se ajustan cuestiones pendientes mientras el público asiste, palomitas en mano, al espectáculo. Al hilo de las publicaciones uno puede saber a quién iba dirigido un mensaje, la réplica del implicado, si otros intervienen... Puro divertimento a coste cero y sin tener que estar implicado. Un mero observador como la mejor ‘vieja del visillo’.

A las redes sociales las carga el diablo y hay que saber usarlas teniendo en cuenta que sobre cada perfil de una persona famosa hay miles de ojos expectantes. No solo hay que tener cuidado con lo que se escribe, de ahí que muchos deleguen en profesionales. También hay que vigilar a qué se le da ‘Me gusta’ y qué mensajes merecen un retuit. O sino que se lo pregunten a Joselu, al que le llovieron críticas tras marcar como tuit favorito uno de Morata tras la goleada sufrida ante el Real Madrid en Riazor.


Cosa seria son las redes, donde hay mucha fuente de información, pero en las que se cae también muchas veces en el exceso de ruído. Y en medio de ese barrullo muchos deciden mandar su mensaje, sabedores de que, tarde o temprano, llegará a su destinatario. Porque, aunque sea más rápido y eficaz hablar en persona, hoy en día todo se simplifica y las redes, abanderadas de la inmediatez y la brevedad, son una valiosa herramienta para los cobardes. 

Feliz lunes!

martes, 25 de abril de 2017

Dudas, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana sobre las dudas que está generando el Depor en estos últimos choques.

Dudas

Se acerca el final de temporada y el Deportivo no deja de sembrar dudas. De nuevo en Anoeta, aunque Pepe Mel alegue lo contrario, al equipo le faltó actitud. La escuadra sigue lejos de los puestos calientes de la tabla pero más por demérito de unos rivales que amenazan desde hace semanas con provocar el descenso más barato de los últimos años.

No dudo que el equipo está comprometido y sabe lo que hay en juego, pero la impresión partido tras partido y sobre todo a domicilio es que las fuerzas son ya las justas y que el Deportivo necesita como el comer que se acabe la campaña. También necesita un receso su afición, año a año sufriendo finales de curso apretados, animando a un equipo incapaz de transitar con cierta tranquilidad en Primera, categoría en la que tiene que permanecer para garantizar su solvencia económica.

Tras la efervescencia que supuso la llegada de Pepe Mel han vuelto las dudas, las piernas vuelven a pesar y jugadores llamados a ser protagonistas siguen lejos de su mejor nivel o directamente han desaparecido. No ayudan tampoco algunos mensajes, más o menos sutiles, que llegan desde el vestuario blanquiazul. 

Los seguidores del Depor empiezan a estar cansados, y con razón, de que solo se les mente para pedirles que su apoyo para que luego el equipo no les corresponda como se merecen. Pese al hartazgo, ahí siguen haciendo kilómetros para que los blanquiazules noten su calor lejos de Riazor, donde acuden cada quince días aunque sea casi siempre para recibir muchas penas y pocas alegrías.

Digno de estudio es la entereza de una hinchada que 'nunca se rinde' y que jamás desfallece a pesar de que el Deportivo no deja de darles motivos para tirar la toalla. Demasiado está aguantando este año la parroquia blanquiazul que no para de dar para recibir muy poco. Apenas unas pinceladas de luz entre muchas sombras. Otro curso para olvidar, y van... Sin continuidad en el banquillo y con problemas en el plano deportivo, con el equipo peleando un año sí y otro también por eludir el descenso, el Consejo tiene como asignatura pendiente lograr una estabilidad que de momento van capeando, pese a los reveses con Hacienda, en el plano económico.

Y con el duelo ante el Real Madrid como reto exigente en el horizonte, el Deportivo, inmerso en un mar de incertidumbre, presenta un interrogante para sus fieles que no saben qué equipo se encontrarán el miércoles en Riazor. De lo único que no hay dudas es de que este equipo blanquiazul, capaz de lo mejor y lo peor, sería incluso capaz de dar la sorpresa ante el conjunto merengue.

Feliz lunes!

lunes, 10 de abril de 2017

Compromiso y trabajo, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón "Compromiso y trabajo", sobre la delicada situación del Deportivo en las últimas semanas.

Compromiso y trabajo

Es difícil explicar qué le ocurre al Deportivo. Terminada la efervescencia tras los primeros partidos con Pepe Mel, el equipo ha vuelto a las andadas. Ante el Sevilla volvió a haber momentos de desconexión importantes, indolencia atrás y en general una apatía que preocupa. No sé qué tecla hay que tocar para que los futbolistas reaccionen pero, por si nos quedaba alguna duda, no toda la culpa era de Gaizka Garitano.

Hay varios detalles que nos deja la infructuosa visita al Sánchez Pizjuán: el gol antes de que se cumpliese el primer minuto, la lesión de Juanfran y posterior recado de Mel en sala de prensa con su correspondiente contestación del lateral en Instagram, los goles de Kakuta, los problemas de la defensa, las intervenciones de Lux que evitaron que la goleada fuese mayor… Dos penaltis no pitados al Depor pero eso no tapa la monumental paja mental del equipo.

El Deportivo, una semana más, se encomienda a lo que hagan sus rivales. Le ha estado funcionando gran parte de la temporada pero pasan las jornadas, el equipo no reacciona y, como bien recordaba el técnico blanquiazul, “con 28 puntos se desciende”. Los propios protagonistas no entienden qué les pasa, no saben el porqué comienzan los partidos con semejante pájara, pero ahí está.

Mientras tanto, la paciencia de la afición, que no es finita, amenaza con resquebrajarse. Porque los cientos de fieles que acudieron el sábado a Sevilla no se merecían semejante espectáculo. Y volvieron a sufrirlo. Otro partido más, una jornada menos. Puede que no sea lo más beneficioso que los seguidores piten pero tienen todo el santo derecho. ¡Vaya temporada les está dando su equipo!

Llega un momento crucial del curso en el que los errores se van a empezar a pagar caros y los blanquiazules se pueden terminar quemando de tanto jugar con fuego. El propio Mel ha repetido ya varias veces “esto nunca me había pasado”. Un expediente X se vive en el seno del club herculino, que otro año más vuelve a terminar la temporada con apuros. Y ya van…

Los principales actores tienen que ponerse las pilas, quedan siete partidos y sigue sin estar certificada la permanencia. No vale consolarse con que los tres que ahora están abajo lo estén haciendo peor. La supervivencia del club pasa por mantener la categoría y de paso velar por los corazones de los hinchas, acostumbrados a los finales taquicárdicos. Sería bueno que los jugadores demostrasen en el campo lo que cada semana prometen en sus redes sociales: compromiso y trabajo. 

Feliz lunes!

lunes, 13 de marzo de 2017

Los banquillos envejecen, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón

Los banquillos envejecen

Luis Enrique deja el Barcelona y rápidamente salen reportajes no solo de sus gestas con el conjunto azulgrana (que puede firmar una nueva temporada de triplete) sino de cómo le ha envejecido sentarse en el banquillo de Can Barça. El exfutbolista llegó para dirigir al equipo culé en mayo de 2014 y casi tres años después dirá adiós. “Necesito descansar”, dijo tras anunciarlo.

No le faltaba seguro razón ya que, como en su momento Pep Guardiola, hacerse cargo del Barça físicamente le ha pasado factura. No sabemos lo que habrá tenido que “sufrir” (bendito sufrimiento el hacer algo que te gusta y por lo que te pagan dirigiendo a uno de los mejores equipos del mundo) por dentro, pero por fuera quedan las muestras de los nervios, la presión y todo lo que supone el banquillo azulgrana.

Solo es un ejemplo más de otros muchos que hemos visto a lo largo de los años como Simeone, Mourinho o incluso el propio Zidane, que no ha necesitado ni una temporada para notar el peso que supone ser técnico del Real Madrid. Una presión que como jugador seguramente no llegó nunca a imaginar ni a padecer. Porque los entrenadores no dejan de serlo cuando finaliza el entrenamiento ni el partido. En el primer caso porque el trabajo continúa en el despacho, hablando con su cuerpo técnico, viendo vídeos…La desconexión muchas veces no llega en casa y cualquier momento es bueno para darle una vuelta a algo. Tampoco termina el choque cuando el trencilla pita el final para los técnicos. Se gane o se pierda hay mucho que analizar. Vídeos de nuevo, charlas con los jugadores, entonar el mea culpa, dudar de decisiones que se pudieron tomar y no se tomaron o de las que se tomaron y pudieron perjudicar…Un crisol de sentimientos y de pensamientos que contribuyen a hacer mella.


Ningún entrenador sale indemne de un banquillo. Para bien o para mal, en las victorias y en las derrotas, en las temporadas buenas y en las malas. Solo así se explica que, logrando seguir entrando en la historia del fútbol y al frente de un equipo creado para ser campeón, Luis Enrique entone el “aquí me bajo”. Hasta en la gloria hay sombras. Hasta los mejores necesitan un respiro. Quizá solo sea vivir un poco más despacio o pararse antes de dar el siguiente paso. Pero, pese a todo, cuando llevan tiempo sin ejercer (sea voluntario o  no) saben que volverá  picarles el gusanillo. Y muchos de ellos regresan al ruedo porque, en el fondo, la vocación va por dentro. 


Feliz lunes!