lunes, 11 de diciembre de 2017

Por fin, mi artículo en Dxtcampeón


Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón sobre la importante victoria del Deportivo ante el Leganés. No sé vosotros, pero yo pensé: "Por fin" y suspiré aliviada.

Por fin
El Deportivo volvió a ganar más de dos meses después en Riazor. Desde el triunfo ante los azulones (2-1) del pasado 30 de septiembre no se imponían los herculinos en su feudo. Un buen partido de los de Cristóbal Parralo, la victoria 400 en Primera, la primera del técnico blanquiazul como local.
Tres puntos cimentados gracias al buen trabajo de un equipo que muestra fútbol y hechuras para estar más arriba, sobre todo si como este sábado es capaz de dejar su portería a cero. Bien es cierto que el Leganés no fue el rival más poderoso que pasó por el campo coruñés, pero ante oponentes de entidad como el Atlético de Madrid mostró también capacidad.
Gracias a la asociación de ‘pequeños’ grandes jugadores como Adrián López, Çolak o Carles Gil, los blanquiazules exhibieron un juego combinativo, posiblemente en el mejor partido de lo que llevamos de curso. Es cierto que el marcador pudo ser más abultado, pero quedó sobradamente probada la solvencia del equipo. Los coruñeses tienen mimbres suficientes para hacer bien las cosas, pero en el pasado más reciente la fragilidad defensiva y los problemas en la portería han estado minando al Deportivo.
Un equipo al que le espera un final de año y un comienzo de 2018 llenos de retos. Barcelona y Celta para cerrar 2017 son los dos encuentros más inmediatos. El duelo ante los ‘pepineros’ se antojaba a priori como el más sencillo de los que tienen por delante los blanquiazules. Pero, si el Deportivo es capaz de mostrar esta seguridad atrás y una solvencia similar a la hora de hilvanar jugadas, puede que de aquí a final de año dé alguna alegría más a sus aficionados.
Una grada que incansablemente cada quince días acude a animar a su equipo, que lleva muchas campañas salvándose sobre la bocina. El Deportivo continúa en puestos delicados de la clasificación y como decía Cristóbal Parralo en su comparecencia tras vencer al Leganés queda todavía mucha temporada por delante y muchos puntos que sumar para lograr la permanencia y la ansiada tranquilidad.
Una serenidad que podría llegar de la mano de Cristóbal Parralo. Un técnico que, sin hacer ruido, ha ido poco a poco imprimiendo su estilo al equipo blanquiazul. Una escuadra que va arrancando, con todavía margen de mejora y que no se puede despistar, ya que los de debajo de este año tienen pinta de que no se van a descolgar tanto como los del curso pasado.
Pero, dejando de lado el futuro, con todo lo aterrador que pueda parecer, presentarse o ser, muchos de nosotros, tras la victoria ante el Leganés, no pudimos evitar suspirar de alivio mientras pensábamos: “Por fin”.

 Feliz lunes!

lunes, 20 de noviembre de 2017

Solo no podrás, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Reactivo el blog tras meses de bastante trabajo. Volvemos con los artículos semanas en Dxtcampeón. En este hablo de lo importante que es para mí ser equipo.

Solo no podrás

Es importante saber jugar en equipo. No todos los jugadores son capaces, no todos son lo suficientemente altruistas para anteponer el bien común al propio. No todos son generosos, no todos se deciden a dar ese último pase, no siempre levantan la cabeza buscando un compañero.

Un equipo es como un ente vivo en el que todas las piezas deben encajar. Que ese intrincado engranaje funcione depende de una serie de variables. Eso que dicen de “hacer grupo” es cierto. Los  integrantes de un plantel tienen que pasar tiempo más allá de los partidos y los entrenamientos. Nadie dice que tengan que ser todos los jugadores amigos, pero es necesario que haya algo que los una más allá de un campo.

Es importante tener en cuenta los roles, las jerarquías, lo que cada uno puede aportar al grupo, cuál es su papel, su función dentro de esa maquinaria. Partiendo, eso sí, de que todos son importantes. Aunque por supuesto haya jugadores más determinantes que otros, si no todos se sienten parte del grupo, si creen que no pueden sumar llegará el día en estos menos habituales se necesiten y estarán desconectados.

Es tarea de sus compañeros y del propio técnico hacer ver a esos jugadores menos utilizados su valía. No se trata de regalar minutos a quien no los merece, sino intentar que cada uno de los deportistas que forman una plantilla se sientan valiosos. De lo contrario, el equipo estará supeditado al acierto de sus jugadores franquicia. Y el día que estos fallen, pues lo harán ya que todos somos humanos, no habrá de quién tirar. 

Los equipos que logran eso triunfan. Es como una regla no escrita. No es sencillo construir esos cimientos pero con perseverancia y poniéndole ganas todo es posible.  Si son firmes y fuertes estos no vacilarán en los malos momentos de la temporada, que los habrá y muchos. De lo contrario se desvanecerá la estructura cual castillo de naipes y cada uno hará la guerra por su lado. Todo lo contrario a lo deseable. 


Porque un equipo es la definición de colectivo, de aunar fuerzas, de darse cuenta de que si te caes otro te levantará, de que nunca estarás solo porque siempre alguien estará dispuesto a ayudarte. Porque solo no podrás.

Feliz lunes!

lunes, 25 de septiembre de 2017

¿Qué hace falta? Mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana sobre la situación actual del equipo y las posibles vías para buscarle solución.

¿Qué hace falta?

Uno se pregunta esto una y otra vez cada fin de semana que pasa y que el Deportivo vuelve a hundirse un poco más en la tabla. Una plantilla confeccionada, teóricamente, para no pasar apuros que no da achicado el agua que amenaza con anegar su embarcación. 

Un técnico que con su llegada volvió al principio a ilusionar a la grada, pero que terminó sufriendo para salvar al equipo y que ahora no termina de dar con la tecla, si es que hay algo que active a estos jugadores. Una plantilla que vive de chispazos, de fugaces momentos de inspiración en momentos puntuales de los partidos.

Un grupo de futbolistas talentosos, pero que no siempre son capaces de jugar en equipo. El Deportivo solo carbura a ratos, entra en los encuentros a medio gas y despierta con la primera bofetada de realidad. Entonces los jugadores demuestran la sangre y el orgullo que se presupone que corre por sus venas, pero toda la fuerza se pierde cuando llega un nuevo susto.

La mentalidad es una de las claves del deporte y en eso el Deportivo no está para tirar cohetes. La moral blanquiazul se va a pique con pasmosa facilidad y luego no hay forma de reflotar la nave. O cuando se intenta ya es demasiado tarde. O un torpedo termina por herir de muerte al barco herculino.

La afición empieza a estar harta de escuchar la misma cantinela de excusas, de palabras que se quedan en salas de prensa y de buenos deseos que luego no se materializan en el campo. Los seguidores llevan demasiadas campañas sufriendo temporadas insufribles y finales no aptos para corazones frágiles. 

Es inevitable que se empiecen a señalar culpables y se pida que se depuren responsabilidades. Todos lo son, desde los jugadores hasta los estamentos superiores. Puede que la última bala de Pepe Mel sea la del próximo sábado ante el Getafe en Riazor. Pero aún así, ¿será esa la solución a todos los problemas del Deportivo? ¿Qué hace falta para que esto cambie?

Feliz lunes!

lunes, 21 de agosto de 2017

Volvemos, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de hoy en Dxtcampeón, escrito antes de la derrota ante el Real Madrid, sobre el inicio de LaLiga. ¡Ojalá tengamos una temporada más tranquila!

Volvemos

Regresa el fútbol a Riazor, comienza de nuevo un nuevo curso en el que los blanquiazules hacen propósito de enmienda. Escribo esto sin estar condicionada por el resultado de la noche de ayer, solo me baso en los buenos deseos. Esos que hace semanas que llevan proclamando jugadores y técnico.

Llevamos muchas temporadas en la cuerda floja, sufriendo hasta casi el final, sino es hasta la última jornada, y en otros cursos podías referirte al presupuesto, siempre a la cola. Este año con un nuevo ‘mecenas’ el Deportivo ocupa actualmente la zona media de la tabla y quiere romper la dinámica.

Faltan piezas para completar el puzzle, deseadas y a la vez codiciadas por otros, de ahí lo complicado. La paciencia en este cierre de mercado se presenta capital si queremos llegar a buen puerto. El equipo cuenta ya con mimbres y argumentos, le falta la guinda. Pero, aún teniendo ahora más margen que la campaña  pasada, ya hemos visto en los últimos tiempos cómo está el fútbol. Las reglas del juego cambian y los otros 17 (lo siento, pero el Atlético también es uno de los ‘grandes’) jugamos en otra liga.

Sueldos superiores al presupuesto de la mayoría de los equipos de Primera, traspasos mareantes, cláusulas que hasta un jeque se piensa en pagar. Todo para confirmar día a día que el fútbol tiene ya muy poco de deporte y mucho de negocio. Aquí el que no corre vuela y todo se reduce a ganar dinero. Ya no importa si no se llenan los estadios poniendo horarios demenciales (como el de ayer ante el Real Madrid o el de la Supercopa, un miércoles a las once de la noche).

Las televisiones pagan una cantidad de derechos que a los clubes les compensa casi más esa cuantía que sacan de las taquillas. Todo sea por que los que mandan se sigan llenando la boca con la que ellos llaman “la mejor liga del mundo”. Una liga en la que vamos conociendo los horarios de las jornadas con cuentagotas, que ya pone los partidos cualquier día de semana, que no tiene en cuenta los desplazamientos de los aficionados…

Se pone el foco en ella por las estrellas que la copan, aunque algunas de ellas, como Neymar, ya se hayan dejado tentar por los petrodólares. Y seguro que no será el último. Pero, esa no es nuestra liga. La nuestra todos esperemos que se libre en la zona media de la clasificación, mirando más para arriba que para abajo. El corazón de los blanquiazules merece un respiro.

Feliz lunes!









domingo, 6 de agosto de 2017

Mercado de fichajes: Adrián, al Depor a falta de frma

Hola a todos!


Os dejo el enlace de la noticia de la llegada de Adrián López. El viernes os contábamos  en Dxtcampeón que la cesión de Adrián López dependía de quién asumía la ficha (el Deportivo en su totalidad o parte compartida con el Oporto, que era la apuesta del conjunto luso). La buena disposición del jugador en este tema ha sido determinante.

Hoy en la edición impresa os adelantamos que solo resta la firma y temas de papeleo para ratificar la cesión por una campaña del ariete asturiano. Adrián llega tras rechazar ofertas de la Premier y de Turquía. Salvo que se produzca un movimiento de última hora (todos recordamos el 'célebre caso de Diego Alvés') la llegada del punta de Teverga será próximamente oficializada por el club.

¡Buen domingo!



jueves, 6 de julio de 2017

No quiero la medalla, mi artículo en Dtxcampeón

Hola a todos!

Comparto con vosotros mi artículo de esta semana en Dxtcampeón sobre la pasada Eurocopa sub-20 y el feo gesto de los españoles subcampeones, quitándose a toda prisa las preseas.

No quiero la medalla

La pasada final sub 21 nos dejó una imagen que se repite en muchas ocasiones pero que no por ello es menos significativa. Los jugadores de la selección, tras recibir su medalla de subcampeones de Europa colgada al cuello, pasaban rápidamente a deshacerse de ella. Rostros serios, desencajados, lágrimas y preseas que pesaban. Despreciadas, como si el premio fuese irrisorio.

Está claro que nadie quiere perder una final. Muchos dicen que el subcampeón es el primer perdedor de una competición, pero eso no quita que la gesta sea importante. Lograr la medalla de plata en un torneo continental, apeando a tantos buenos combinados y practicando un fútbol tan vistoso no es algo sencillo. Atrás quedaron escuadras como Italia, a la que España apeó del campeonato en uno de sus mejores encuentros. El problema es que el día que peor compitió fue justo en el que no podía fallar.

Algo de culpa también tuvo la selección teutona, que logró centralizar a los de Celades, tampoco se puede reducir todo a un mal día del combinado nacional. El caso es que la sub-21 no pudo lograr el cetro continental y la imagen mostraba a futbolistas a los que la presea de plata les caía como una losa al cuello y que se apresuraban a quitarse. Un gesto feo, habitual en prácticamente todas las finales, pero muy comentado. Lo siguiente fue comprobar como todos aquellos que habían encumbrado al Olimpo de los dioses al equipo lo hacían descender a los infiernos con pasmosa facilidad, hablando de ‘generación perdida’ y otras frases catastrofistas. 

Los mismos que prácticamente ya daban por segura la medalla de oro ahora se lamentaban de la oportunidad perdida, de la incapacidad de dar marcha atrás y cambiar una realidad que no gustaba. Perder, pese a todo, es edificante. Nada provoca tantas reacciones como la derrota, caerse, fallar. Muchas veces ganar hace que nos instalemos en la autocomplacencia. El fallo, los reveses, el no conseguir algo, toda esa frustración puede ser un arma muy poderosa para provocar cambios. O dar un golpe de timón. O marcar un punto de inflexión.

La derrota escocerá durante mucho tiempo a este equipo sub-21 pero a bien seguro les proporcionará enseñanzas de cara al futuro. Porque volverán a jugar finales, o con la selección o con sus respectivos equipos, y reconocerán situaciones vividas en el pasado, como reaccionaron a ellas y con total seguridad encontrarán nuevas formas de hacer frente a las mismas.

Pese a que ahora piensen que no hay conclusión en la derrota más que la desazón de verse perdedor. En un traspié puede estar el germen de una gesta. Ya lo decía un tal Michael Jordan: “He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito”.

Feliz jueves!
Fuente: Abc.es

martes, 13 de junio de 2017

Cambio de modelo, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Tras el frenético final de Liga retomo la publicación de post en el blog, en el periódico Dxtcampeón estaban puntualmente cada lunes, y os dejo el de esta semana.

Cambio de modelo

El Sporting de Gijón dejará de recibir dinero de las arcas municipales. 600.000 euros del erario público que ahora tendrá que buscar en el sector privado con un nuevo patrocinador ya confirmado. 

En situación similar se ha visto el COB, que ve como el Ayuntamiento se niega a adelantar la subvención nominativa de 100.000 euros y les aboca a un escenario complicado, sin opciones de desahogar su situación económica. La dinámica parece indicar que el dinero público cada vez irá menos enfocado para las entidades deportivas.

Quitando clubs profesionales, que muchas veces son casi como empresas y, por tanto, entidades privadas, ahora otros, más modestos, de muy diferentes disciplinas deportivas en otras ciudades han visto cómo se reduce la cantidad que la Administración Pública destina para ellos. Un dinero muy necesario para estas agrupaciones, dinamizadoras de la actividad deportiva, que realizan una labor educativa también, y que son el motor de los hábitos de vida saludables. No hay campaña de concienciación de la actividad física que pague ni iguale el trabajo que desarrollan.

Olvido similar con las subvenciones parece tener  la Diputación, que adeuda dinero a varias entidades, con el correspondiente problema que esto acarrea para las mismas, obligadas a agudizar el ingenio para conseguir las cantidades necesarias para seguir desarrollando su actividad. Detrás de ellas están cientos de niños y sus familias que merecen seguir pudiendo disfrutar de su actividad deportiva favorita. A los que no se les puede privar de aquello por lo que han pagado, que tienen derecho, cuya ilusión no entiende de dinero. 

A todos ellos, así como a los monitores de las diferentes disciplinas, se les está quitando aquello que les da de comer, se les está impidiendo realizar su trabajo con las máximas garantías cuando a los clubes se les cierra el grifo. Asociaciones deportivas que generan sus propios ingresos pero que, al igual que dan mucho a la sociedad con su actividad, merezcan que esta les devuelva algo. Y este juego de feedback unas esperan lo que otras no dan. 


Poco a poco con estas acciones se van minando las capacidades de estos clubs, obligados a luchar contra viento y marea para seguir sobreviviendo. Un cambio de modelo que los está ahogando y que, si no se da un golpe de timón, terminará por condenar a muchos. Quizá el problema sea que muchas Administraciones tienen el punto de mira desenfocado y se han olvidado de lo que es lo importante. Una sociedad que no cuida y mima el deporte termina albergando personas sedentarias, que enferman antes y cuya calidad de vida es peor. Quizá deberíamos preguntarnos si es esta la dirección que queremos tomar. Los primeros, los gobernantes. 

Feliz martes!