martes, 16 de mayo de 2017

Entorno, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de hoy en Dxtcampeón hablando del tan 'manido' entorno de negativismo que rodeaba al Depor. Me llamaréis ceniza pero en mi defensa diré que lo escribí antes de que se lograse la permanencia ;)

Entorno

Hace un par de semanas que llevamos escuchando hablar del entorno. De su incidencia positiva o negativa en los equipos. Como si las rachas deportivas buenas o malas tuviesen que estar intrínsicamente ligadas a afición y medios de comunicación.

Es innegable que cuando el ambiente está tenso el contexto no es el mejor para una escuadra y la presión y la tensión no son las más idóneas compañeras de viaje. Nos lo comentaba esta semana a dxt el psicólogo deportivo Rubén Domínguez cuando le preguntábamos por la actual situación del Deportivo.

Pese a esto, tanto club como cuerpo técnico y jugadores tienen que entender que las circunstancias también son duras para sus seguidores. Pepe Mel hablaba en la previa del partido ante el Villarreal de la reinante negatividad pero es complicado sacar siempre una sonrisa ante un equipo que lleva todo el curso transitando por aguas peligrosas.

La afición ha terminado cansada, pero es lógico después de todo un curso para olvidar. Y se ha terminado hartando después de muchos kilómetros y muchos viajes infructuosos. Y ese entorno al que ahora se ‘culpa’ en cierto modo por traer nubes negras al cielo del equipo es el mismo al que se pedirá después el apoyo incondicional.

Sería mejor que los equipos se dedicasen a hablar más en el campo, al final los hinchas no saltan al césped y, como se vio ante el Espanyol, no fue hasta la conclusión del choque cuando la afición silbó. Si los jugadores dicen entender y respetar las opiniones, tendrán que aguantar cuando el respetable esté descontento y así lo manifieste. Un entorno que no es, ni mucho menos, incendiario como otros que se ven por el fútbol español adelante.

Y al final, pese a que la afición esté desmotivada, hastiada, triste o decepcionada siempre vuelve a animar. El equipo nunca camina solo y semana a semana ve como su compromiso se afianza y se hace más fuerte. Porque por mucho que ahora esté en boca de todos el manido entorno, solo de la mano de este se podrá conseguir el objetivo. Por ese motivo, no es momento de reproches. Ya habrá tiempo para ellos, o no, cuando acabe el curso.


El Deportivo necesita y tendrá siempre el apoyo de su afición, que le ha acompañado en todo momento, en las buenas y en las malas, pero tiene que dejar de buscar fuera los problemas que, sin duda, tiene dentro. La hinchada estará a su lado pase lo que pase pero es necesario que, una vez se termine el curso, el club se mire el ombligo y haga examen de conciencia. No todo lo que pasado es culpa del entorno. Esa siempre será la excusa más fácil. 

Feliz lunes!!

martes, 9 de mayo de 2017

Recados en redes, mi artículo en @dxtcampeon

Hola a todos!

Con algo de nocturnidad os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón sobre el uso de las redes sociales por parte de los deportistas.

Recados en redes

No hay semana que no se crucen declaraciones o se hagan publicaciones más o menos veladas. Los futbolistas, o los profesionales que les lleven sus redes sociales, son auténticos especialistas en mandar recados. La estrella de Twitter, Gerard Piqué, no pierde la oportunidad de manifestar opiniones o dejar sus comentarios sobre alguien o algo de forma más o menos sutil.

Sus tuits se convierten rápidamente en virales y es inevitable ante ciertos acontecimientos deportivos, sobre todo si implican a su ‘eterno rival’. Comenta sin pudor su opinión y corren como la pólvora sus mensajes, que a veces no necesitan ni gastar los 140 caracteres que permite Twitter. Un mensaje con tres puntos suspensivos tras la victoria del Real Madrid ante el Bayern tuvo 140.000 retuits. Nunca con tan poco se dijo tanto.

Ante el cara a cara ahora todo se simplifica gracias a las redes sociales. Todo se puede decir a una pantalla de ordenador, pero ojo, también perdura en el tiempo. Los jugadores se mandan ‘pullas’ entre ellos, arengan a los aficionados, desmienten informaciones, matizan comentarios, saldan cuentas…

Igual que en la vida, en el deporte se ajustan cuestiones pendientes mientras el público asiste, palomitas en mano, al espectáculo. Al hilo de las publicaciones uno puede saber a quién iba dirigido un mensaje, la réplica del implicado, si otros intervienen... Puro divertimento a coste cero y sin tener que estar implicado. Un mero observador como la mejor ‘vieja del visillo’.

A las redes sociales las carga el diablo y hay que saber usarlas teniendo en cuenta que sobre cada perfil de una persona famosa hay miles de ojos expectantes. No solo hay que tener cuidado con lo que se escribe, de ahí que muchos deleguen en profesionales. También hay que vigilar a qué se le da ‘Me gusta’ y qué mensajes merecen un retuit. O sino que se lo pregunten a Joselu, al que le llovieron críticas tras marcar como tuit favorito uno de Morata tras la goleada sufrida ante el Real Madrid en Riazor.


Cosa seria son las redes, donde hay mucha fuente de información, pero en las que se cae también muchas veces en el exceso de ruído. Y en medio de ese barrullo muchos deciden mandar su mensaje, sabedores de que, tarde o temprano, llegará a su destinatario. Porque, aunque sea más rápido y eficaz hablar en persona, hoy en día todo se simplifica y las redes, abanderadas de la inmediatez y la brevedad, son una valiosa herramienta para los cobardes. 

Feliz lunes!

martes, 25 de abril de 2017

Dudas, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana sobre las dudas que está generando el Depor en estos últimos choques.

Dudas

Se acerca el final de temporada y el Deportivo no deja de sembrar dudas. De nuevo en Anoeta, aunque Pepe Mel alegue lo contrario, al equipo le faltó actitud. La escuadra sigue lejos de los puestos calientes de la tabla pero más por demérito de unos rivales que amenazan desde hace semanas con provocar el descenso más barato de los últimos años.

No dudo que el equipo está comprometido y sabe lo que hay en juego, pero la impresión partido tras partido y sobre todo a domicilio es que las fuerzas son ya las justas y que el Deportivo necesita como el comer que se acabe la campaña. También necesita un receso su afición, año a año sufriendo finales de curso apretados, animando a un equipo incapaz de transitar con cierta tranquilidad en Primera, categoría en la que tiene que permanecer para garantizar su solvencia económica.

Tras la efervescencia que supuso la llegada de Pepe Mel han vuelto las dudas, las piernas vuelven a pesar y jugadores llamados a ser protagonistas siguen lejos de su mejor nivel o directamente han desaparecido. No ayudan tampoco algunos mensajes, más o menos sutiles, que llegan desde el vestuario blanquiazul. 

Los seguidores del Depor empiezan a estar cansados, y con razón, de que solo se les mente para pedirles que su apoyo para que luego el equipo no les corresponda como se merecen. Pese al hartazgo, ahí siguen haciendo kilómetros para que los blanquiazules noten su calor lejos de Riazor, donde acuden cada quince días aunque sea casi siempre para recibir muchas penas y pocas alegrías.

Digno de estudio es la entereza de una hinchada que 'nunca se rinde' y que jamás desfallece a pesar de que el Deportivo no deja de darles motivos para tirar la toalla. Demasiado está aguantando este año la parroquia blanquiazul que no para de dar para recibir muy poco. Apenas unas pinceladas de luz entre muchas sombras. Otro curso para olvidar, y van... Sin continuidad en el banquillo y con problemas en el plano deportivo, con el equipo peleando un año sí y otro también por eludir el descenso, el Consejo tiene como asignatura pendiente lograr una estabilidad que de momento van capeando, pese a los reveses con Hacienda, en el plano económico.

Y con el duelo ante el Real Madrid como reto exigente en el horizonte, el Deportivo, inmerso en un mar de incertidumbre, presenta un interrogante para sus fieles que no saben qué equipo se encontrarán el miércoles en Riazor. De lo único que no hay dudas es de que este equipo blanquiazul, capaz de lo mejor y lo peor, sería incluso capaz de dar la sorpresa ante el conjunto merengue.

Feliz lunes!

lunes, 10 de abril de 2017

Compromiso y trabajo, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón "Compromiso y trabajo", sobre la delicada situación del Deportivo en las últimas semanas.

Compromiso y trabajo

Es difícil explicar qué le ocurre al Deportivo. Terminada la efervescencia tras los primeros partidos con Pepe Mel, el equipo ha vuelto a las andadas. Ante el Sevilla volvió a haber momentos de desconexión importantes, indolencia atrás y en general una apatía que preocupa. No sé qué tecla hay que tocar para que los futbolistas reaccionen pero, por si nos quedaba alguna duda, no toda la culpa era de Gaizka Garitano.

Hay varios detalles que nos deja la infructuosa visita al Sánchez Pizjuán: el gol antes de que se cumpliese el primer minuto, la lesión de Juanfran y posterior recado de Mel en sala de prensa con su correspondiente contestación del lateral en Instagram, los goles de Kakuta, los problemas de la defensa, las intervenciones de Lux que evitaron que la goleada fuese mayor… Dos penaltis no pitados al Depor pero eso no tapa la monumental paja mental del equipo.

El Deportivo, una semana más, se encomienda a lo que hagan sus rivales. Le ha estado funcionando gran parte de la temporada pero pasan las jornadas, el equipo no reacciona y, como bien recordaba el técnico blanquiazul, “con 28 puntos se desciende”. Los propios protagonistas no entienden qué les pasa, no saben el porqué comienzan los partidos con semejante pájara, pero ahí está.

Mientras tanto, la paciencia de la afición, que no es finita, amenaza con resquebrajarse. Porque los cientos de fieles que acudieron el sábado a Sevilla no se merecían semejante espectáculo. Y volvieron a sufrirlo. Otro partido más, una jornada menos. Puede que no sea lo más beneficioso que los seguidores piten pero tienen todo el santo derecho. ¡Vaya temporada les está dando su equipo!

Llega un momento crucial del curso en el que los errores se van a empezar a pagar caros y los blanquiazules se pueden terminar quemando de tanto jugar con fuego. El propio Mel ha repetido ya varias veces “esto nunca me había pasado”. Un expediente X se vive en el seno del club herculino, que otro año más vuelve a terminar la temporada con apuros. Y ya van…

Los principales actores tienen que ponerse las pilas, quedan siete partidos y sigue sin estar certificada la permanencia. No vale consolarse con que los tres que ahora están abajo lo estén haciendo peor. La supervivencia del club pasa por mantener la categoría y de paso velar por los corazones de los hinchas, acostumbrados a los finales taquicárdicos. Sería bueno que los jugadores demostrasen en el campo lo que cada semana prometen en sus redes sociales: compromiso y trabajo. 

Feliz lunes!

lunes, 13 de marzo de 2017

Los banquillos envejecen, mi artículo en Dxtcampeón

Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana en Dxtcampeón

Los banquillos envejecen

Luis Enrique deja el Barcelona y rápidamente salen reportajes no solo de sus gestas con el conjunto azulgrana (que puede firmar una nueva temporada de triplete) sino de cómo le ha envejecido sentarse en el banquillo de Can Barça. El exfutbolista llegó para dirigir al equipo culé en mayo de 2014 y casi tres años después dirá adiós. “Necesito descansar”, dijo tras anunciarlo.

No le faltaba seguro razón ya que, como en su momento Pep Guardiola, hacerse cargo del Barça físicamente le ha pasado factura. No sabemos lo que habrá tenido que “sufrir” (bendito sufrimiento el hacer algo que te gusta y por lo que te pagan dirigiendo a uno de los mejores equipos del mundo) por dentro, pero por fuera quedan las muestras de los nervios, la presión y todo lo que supone el banquillo azulgrana.

Solo es un ejemplo más de otros muchos que hemos visto a lo largo de los años como Simeone, Mourinho o incluso el propio Zidane, que no ha necesitado ni una temporada para notar el peso que supone ser técnico del Real Madrid. Una presión que como jugador seguramente no llegó nunca a imaginar ni a padecer. Porque los entrenadores no dejan de serlo cuando finaliza el entrenamiento ni el partido. En el primer caso porque el trabajo continúa en el despacho, hablando con su cuerpo técnico, viendo vídeos…La desconexión muchas veces no llega en casa y cualquier momento es bueno para darle una vuelta a algo. Tampoco termina el choque cuando el trencilla pita el final para los técnicos. Se gane o se pierda hay mucho que analizar. Vídeos de nuevo, charlas con los jugadores, entonar el mea culpa, dudar de decisiones que se pudieron tomar y no se tomaron o de las que se tomaron y pudieron perjudicar…Un crisol de sentimientos y de pensamientos que contribuyen a hacer mella.


Ningún entrenador sale indemne de un banquillo. Para bien o para mal, en las victorias y en las derrotas, en las temporadas buenas y en las malas. Solo así se explica que, logrando seguir entrando en la historia del fútbol y al frente de un equipo creado para ser campeón, Luis Enrique entone el “aquí me bajo”. Hasta en la gloria hay sombras. Hasta los mejores necesitan un respiro. Quizá solo sea vivir un poco más despacio o pararse antes de dar el siguiente paso. Pero, pese a todo, cuando llevan tiempo sin ejercer (sea voluntario o  no) saben que volverá  picarles el gusanillo. Y muchos de ellos regresan al ruedo porque, en el fondo, la vocación va por dentro. 


Feliz lunes!

martes, 21 de febrero de 2017

Equipo, mi artículo esta semana en Dxtcampeón


Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana sobre lo que supone para mí formar parte de un equipo.

Equipo

Uno nunca sabe lo que es el verdadero compañerismo hasta que forma parte de un equipo. Fundamental esa unión que existe entre todos los jugadores, que hace que celebres sus logros como propios y tiendas siempre una mano ante las adversidades.

En los equipos no hay egos, todos se apoyan y ayudan y el bien común está por encima del individual. Los buenos conjuntos son capaces de crecerse cuando pintan bastos, incluso dando un paso adelante y no les dan miedo los retos. Saben que el deporte no es un camino de vino y rosas, e intentan aprovechar y atesorar los buenos momentos que les ayudarán cuando las cosas se pongan feas.

Porque el deporte enseña como en la vida que hay que caerse siete veces y levantarse ocho. Todos los que lo han practicado o lo practican saben que cada día aporta algo más que mejorar en una destreza. Cada entrenamiento, cada partido pueden acabar convirtiéndose en una lección de vida.

Por eso la educación en valores a través del deporte es un método valioso de enseñanza, que ayuda a aprender de forma mucho más lúdica y prepara para la vida a los jugadores. Para las frustraciones cuando nada sale, para el respeto al rival por encima de todo, para pulir la capacidad de sufrimiento, para dominar el autocontrol, para ser capaz de seguir cuando las fuerzas parece que fallan…

Tantas cosas ocurren en un encuentro y por la cabeza de sus jugadores que sería imposible desgranarlas todas. Pero si algo tienen en común todos esos choques es que esas escuadras comparten una serie de vivencias, tienen una historia vital y van formándose semana a semana. Se establecen relaciones, cuajan amistades y se consigue una comunión que luego se traslada a la cancha o al campo.

Los equipos que congenian fuera lo hacen también en la pista y son capaces de tocar de oído, sin necesidad de partitura. Si formáis parte de un conjunto alegraros de poder vivir esa experiencia, cuidad como un tesoro a todos sus integrantes y estad seguros de que no habrá días en vano, porque en todos ellos el deporte os devuelve algo. Aunque solo sea la sonrisa del trabajo bien hecho, aunque sea una palmadita ante un mal momento, aunque simplemente sea un grito de ánimo desde el banquillo. Todo suma, todo enriquece. ¡Qué suerte ser parte de un equipo!




Espero que os guste

Feliz lunes!

sábado, 28 de enero de 2017

Méritos y deméritos, mi artículo en Dxtcampeon


Hola a todos!

Os dejo mi artículo de esta semana "Méritos y deméritos". También los podéis leer desde ahora en la web del dxtcampeón en la sección de Opinión.

Méritos y deméritos

Hay equipos que parecen que cuando ganan es total y absoluto mérito suyo y cuando pierden no es porque el rival haya sido mejor sino porque ellos han errado. Suele ocurrir con los grandes conjuntos, esos a los que los pequeños no pueden ni toser y cuando logran hacerlo se abre el cajón de las excusas del porqué de la escabechina.

Lo vimos tanto en el partido de Copa que disputaron el Celta contra el Madrid, como en el de Liga de los blancos ante el Sevilla. Los rivales no es que hagan méritos, lo que pasa es que los merengues fallan. Erran en el pase, se duermen en el control, se despistan, el infortunio quiere que Ramos marque en propia…

Los astros se alinean para que el Madrid no gane, se pone en funcionamiento la maquinaria mediática al servicio de dos equipos intocables, no sólo a nivel deportivo (salvo algunas excepciones) como de arbitrajes. Semana a semana es escandaloso el espectáculo de los trencillas que pitan a estos dos trasatlánticos.  El miedo atroz que les tienen hace que dirijan los partidos siempre pensando en todas y cada una de las consecuencias que puedan tener sus decisiones.

Y entonces descubrimos con pasmo que los fueras de juego cambian cuando pitas al Barça, que el hecho de que Ramos se acuerde de la madre de Iago Aspas o le escupa no implica sanción, que Messi impida que se saque una falta no es amarilla. Y un largo etcétera…No llegan las hojas para escribir la gran cantidad de agravios que sufren las escuadras cuando se miden a los dos ‘grandes’.

Conjuntos que aún tienen más que decir en lo tocante a arbitrajes. Sin ningún tipo de pudor hemos visto en el pasado como desde sus medios afines (es decir, prácticamente todos) se sugieren campañas de confabulaciones para que gane uno u otro la Liga, mientras el resto de clase media asiste con pasmo a semejante espectáculo que da vergüenza ajena.

Que Madrid y Barça se quejen de los arbitrajes roza lo obsceno. Mientras, lode más equipos sufren con un nivel bastante pobre en la que se supone la mejor Liga del mundo. Una competición hecha por y para el lucimiento de sus dos embajadores y en la que el resto transita como más o menos puede, siendo consciente que son solo relleno para los que mandan y objeto de sus sanciones. 

Porque todo el mundo sabe que solo en el Pizjuán se insulta a los jugadores. Semejantes improperios jamás se han escuchado en el templo blanco. Como no solo en el Camp Nou se tiran cabezas de cochinillos.


Pero el circo está así montado y a los que no ocupan este selecto grupo de dos (aunque otros intentan sumarse) tienen que conformarse con ser actores secundarios, sino figurantes. Y pobres de los aquellos, como recientemente fueron Celta y Sevilla, que osen amenazar esta supremacía.

Feliz sábado!!